miércoles, 13 de mayo de 2009

Los duelos: La pelea por el honor

El orgullo ha sido ( y será ) causa y consecuencia de la gran mayoría de las decisiones fatales tomadas a lo largo de la historia. La Armada Invencible, Napoleón invadiendo Rusia o el hundimiento del Titanic son algunas de ellas. Si este defecto humano lo trasladamos al género masculino obtenemos como resultado el concepto de duelo. El duelo, hoy en día ilegal, fue una práctica habitual entre el S. XV y el s.XX. Podríamos definirlo como un combate consensuado entre dos hombres, un desafiante , que se considera ofendido y desea recuperar su honor, y un desafiado al cual le retan en duelo por una ofensa realizada ( real o subjetiva). Existe todo un protocolo de actuación alrededor de la figura del duelo que vamos a ir desgranando poco a poco.
¿ Cómo retar a alguien a un duelo?: Cuando un hombre se sentía ofendido y de cara a la opinión pública precisaba recuperar su honor, retaba a batirse en duelo a su rival golpeándole con un guante en la cara ( de ahí la expresión, dar un guantazo) o bien dejándolo caer a sus pies. En algunos países de Sudamérica se mojaba con saliva propia la oreja del contrincante. La costumbre de “ dar un guantazo” proviene de una tradición de la Edad Media en la cual, los hombres, al ser ordenados caballeros, recibían una palmada simbólica en la cara, cuyo significado era que se comprometían a recibir una última bofetada, dando a entender que jamás dejarían una ofensa a su persona o señor sin vengar.
¿ Y una vez que te han retado? : Los dos contrincantes debían elegir padrinos o testigos que llevarían cada uno, estos, a su vez, se encargaban de seleccionar un lugar idóneo, donde no fueran interrumpidos, durante la noche cerrada o al amanecer. En el caso de que alguno de ellos quedara herido ( o muriera durante el combate) aquel que sobrevivía contaba con inmunidad legal frente al delito. Es más, existían códigos que regulaban las normas a seguir durante un duelo como son el Code duello que surgió en el Renacimiento italiano ,el Código Irlandés, redactado en 1777 de gran influencia en EE.UU. o el Código Nacional Mexicano ( s.XIX)
¿ Siempre moría alguno?: La idea del duelo a muerte, aunque real, no es del todo exacta. Si bien , en algunos casos se libraban duelos a muerte, lo habitual era dar por concluido el duelo cuando alguno de los caballeros resultaba grave o levemente herido ( duelo a primera sangre). Precisamente por esto, en la mayoría de las ocasiones, la elección del arma determinaba el tipo de duelo a batir. Existen documentos que testifican cómo se llegaron a batir duelos con horquillas para sujetar cerdos, estiércol o globos aerostáticos - Intentando pinchar el globo del oponente -. En muchas ocasiones, los hombres de clase alta ( dando una evidente muestra de su falta de hombría) se batían en duelo a través de sus sirvientes, siendo estos los que luchaban y morían en el transcurso de la pelea.
¿ Cuales eran las armas más populares ? Las armas más empleadas eran la espada de duelo europea y a partir del s XVIII las pistolas. Estos revólveres se fabricaban artesanalmente y de dos en dos con el fin de ser usadas específicamente por los duelistas. Eran los padrinos o testigos los encargados de comprobar que las armas eran iguales y funcionaban correctamente.
Duelo con pistolas: El duelo con pistolas, seguía un protocolo bastante rígido que ambos duelistas por una cuestión de honor respetaban escrupulosamente. Juntos, dándose la espalda el uno al otro, debían caminar un número de pasos (contado y comprobado por los padrinos) y al término de estos, girarse y disparar al contrincante. Algunas veces, los oponentes fallaban intencionalmente el disparo para poder cumplir con las formalidades del duelo sin que ninguno perdiera la vida .En vez de duelo se denominaba “deloper”. La problemática del “deloper” era que ambos, o uno de ellos, violasen el acuerdo y aquel que lo cumplía perdiera la vida. Durante el duelo con pistolas, se permitía un máximo de tres rondas de disparos, más se consideraba ridículo, en el caso de que hubiera un herido porque podía entenderse como ensañamiento y en el caso de que no lo hubiera, por ser una clara demostración de inutilidad y falta de puntería por parte de ambos.
¿ Hoy por hoy, el hombre ha calmado su orgullo viril?: Todavía nos encontramos con noticias en los medios acerca de hombres que han decidido retarse en duelo. En 1990, en Louisiana fueron detenidas 11 once personaspor batirse en duelo en plena calle. En 2005 doce jóvenes japoneses fueron arrestados por idéntico motivo. Ese mismo año el senador Zell Miller al parecer ofendido por las críticas y preguntas del periodista de televisión Chris Matthews exclamó durante el programa; "Desearía vivir en la época en que uno podía desafiar a duelo a una persona". Un año después, en 2006, el ex guerrillero argentino Mario Firmenich, desafió a duelo a un periodista que le hizo una pregunta que no consideró apropiada.
por Cristina Hernández .-

1 comentario: